Skip to content

Incomprensible derrota electoral Demócrata

Leticia Perez
(Cortesia www.leticiaperez.org)

El martes 23 de Julio se realizaron elecciones especiales para decidir quien sería el nuevo senador (o senadora) estatal por el distrito 16 de California. El puesto había quedado vacante por la renuncia del senador Michael Rubio (Demócrata, Bakersfield) el pasado mes de febrero, quien aceptó un trabajo con la empresa Chevron.

El triunfador de esa elección resultó ser el Republicano Andy Vidak, de Hanford, por 52.2 por ciento sobre el 47.8 por ciento de la Demócrata Leticia Perez.

Esto sería una simple estadística si no fuera por un par de detalles también relacionados con números: En el distrito 16, el 50.58 por ciento de los votantes registrados es Demócrata, contra 31.49 por ciento de Republicanos y 12.86 por ciento de independientes.

Y más aún, el distrito comprende 63.2 por ciento de latinos y 22.3 por ciento de blancos.

Como es sabido, los latinos tienden a votar Demócrata en una proporción de cuatro contra uno, según las tendencias expresadas en las últimas elecciones presidenciales del 2012.

Entonces, cómo es posible que la candidata Demócrata y latina Leticia Perez haya perdido por casi cinco puntos? Y más incompresible es esta derrota si consideramos que el distrito 16 cubre la parte sur del Valle Central, con gran influencia cultural latina y base del Sindicato de Campesinos (o Unión de Campesinos, UFW por sus siglas en ingles).

Debemos recordar que los principales sindicatos locales, incluyendo la UFW, se movilizaron en favor de Perez.

Dean Florez, quien fuera senador estatal de ese distrito, escribe un breve análisis sobre esta derrota y urge al partido Demócrata a recuperarlo.

Después de lamentar la pérdida de un escaño que durante casi medio siglo estuvo en manos Demócratas, Florez pide a su partido que en el futuro seleccione candidatos “orgánicos, no politicos”.

Pero, es esta la razón por la cual Perez fue derrotada?

Leticia Perez, de 36 años, es Supervisora del Condado de Kern desde enero 2013. Anteriormente había trabajado en la oficina del senador renunciante Rubio y previamente trabajó en la Defensoría Pública, en Bakersfield. En realidad, no tiene una extensa carrera política.

Sin embargo, la propaganda del triunfador Andy Vidak, un agricultor de cerezas, de 47 años, la presentó de esa manera.

Los comerciales de television, tanto en ingles como en español, retrataron a Perez como parte de los intereses partidarios dictados desde Sacramento. Y por lo visto dieron resultado. O mejor dicho, la propaganda Demócrata no supo cómo contrarrestar esta imagen presentada por su opositor.

Aún así, hay otras razones más poderosas que hicieron del partido minoritario el ganador.

Vidak siempre mantuvo las posiciones tradicionales Republicanas, como ser, criticar los altos impuestos y reglamentos que enfrentan las empresas californianas, “obligando a muchas de ellas a emigrar” a otros estados o cerrar. Se opone a la construcción del tren de alta velocidad y apoya una reforma migratoria “comprensiva”. Este aspecto no solo estaba destinado a la audiencia latina sino que refleja el punto de vista de muchos agricultures ya que dicha reforma les aseguraría mano de obra barata abundante y permanente.

Perez, en cambio, proponía un aumento del salario mínimo de $8 dólares a $9.25 la hora, explicando vagamente que esto podia lograse sin subir impuestos.

Nada nuevo ni original por parte de ambos candidatos.

Pero hay algo más. Porque al decir de algunos votantes latinos, Perez no les transmitía confianza por apoyar la propuesta del “Inglés Solamente” —en oposición a la educación bilingüe— y por algunas aseveraciones dudosas, como decir que China es reponsable de la polución ambiental local.

El comportamiento de Perez en algunos debates siempre fue defensivo y no convenció. Es normal que las propuestas Republicanas, después de décadas de repeticiones, sean más conocidas por el público, pero un candidato que enfrenta esos slogans debe estar preparado (o preparada) para enfrentarlos. Perez no supo cómo.

Pero en mi opinión, el gran fracaso de los Demócratas consistió en que no supieron cómo motivar a los votantes. La excusa de que en este tipo de elecciones los votantes Republicanos siempre superan a los Demócratas es solo eso: excusa.

La burocracia Democrata, sea en Sacramento como en cualquier otro lugar, piensa que los latinos votarán por ellos y por lo tanto no hace falta motivarlos, promover el voto y explicar las propuestas y agendas partidistas. Solo hay que invertir en los “indecisos”.

Si continúan por esta senda, pronto habrá más indecisos en todo el estado!

Cómo motivar a los votantes latinos? Desde hace años escucho muchas teorias al respecto pero en cada elección no veo un plan inteligente para lograr ese voto.

Desde la publicidad simplista y limitada solamente a la television en español, hasta los argumentos politicos, parecería que los Democratas se esforzaran por no querer el voto latino.

Ahora que los Republicanos están en gran desventaja en el estado, es posible que recurran a una propaganda más inteligente y diseñada para atraer al voto hispano, o latino.

Vidak lo logró y ahora los Democratas están preocupados no porque no motivaron el voto latino, sino porque este resultado hace peligrar la llamada “supermayoría” en la Asamblea estatal, que les permite pasar leyes sin el apoyo Republicano.

O sea, siguen sin ver a los votantes como personas a quienes deben dirigirse para exponerles sus argumentos, escucharlos y convencerlos de que sus candidatos son los mejores. Se preocupan por resultados pero no analizan y no planifican una estrategia diferente, creative, para atraer votantes. Evidentemente, no saben cómo.

Y pensandolo bien, ¿no sería mejor cambiar el título de este artículo a “Comprensible derrota Democrata”?

 

Post a Comment

You must be logged in to post a comment.