Skip to content

Tumbao 21, volver a la magia de la grandes bandas con ayuda del público

La música latina tradicional vivió su época de esplendor en Estados Unidos entre los 50s y 60s, cuando las grandes bandas convocaban a miles en los salones de baile de la época. No había sonido tecnología ni computadoras.

Muchas de estas bandas tenían a veces más de 30 músicos que ponían a bailar a todos al ritmo de mambo, jazz latino, salsa, boleros… La influencia cubana, puertorriqueña y caribeña era evidente. Nombres como Tito Puentes, Perez Prado, Machito, Tito Rodríguez marcaron una época notable y que aún existe en la memoria colectiva.

La magia de esta música fue paralela al apogeo de las grandes bandas del jazz tradicional y ambas tendencias coexistieron para gusto de ambas audiencias.

La nostalgia por esa música sigue siendo muy intensa y muchos músicos latinos reproducen sus tonos y canciones. Pero con la limitación fundamental de no contar con la cantidad de músicos en el escenario.

Tanto ha cambiado el gusto de la audiencia?

Como todo, la música fue cambiando y las preferencias masivas también. Las presiones de las disqueras y de las radios comerciales hicieron su parte y poco a poco las grandes bandas quedaron en el recuerdo.

En la actualidad, mantener una banda de mas de 30 integrantes parece una empresa casi imposible.

Pero un grupo de músicos sueña con revivir esa época.

Tony Shogren —compositor y percusionista—; Mike Yturralde —compositor—; John Crespo —compositor y escritor— y John Crespo —compositor—, trabajan desde hace más de un año para lograr este sueño. Y la banda tiene por nombre Tumbao 21.

Tumbao es el nombre del ritmo cubano y 21 corresponde al siglo actual, explican los integrantes de la banda.

Cuando llegue el momento de ingresar al estudio, Tumbao 21 contará con el director Oscar Hernández, ganador de tres Grammys, y con el destacado saxofonista  Justo Almario, también ganador de un Grammy.

“Esta no será una banda pequeña”, dijo Mike Yturralde. “Se trata de un proyecto para crear una banda completa, como en los 60s.”

Este proyecto no es un capricho nostálgico ya que los músicos —quienes se conocen desde hace muchos años— están creando nuevas canciones a las que les agregarán un toque “moderno” e innovador, sin traicionar el estilo que buscar recrear.

Pero Tumbao 21 enfrenta un fuerte desafio para lograr cumplir su sueno —y el de una amplia audiencia que gusta de este género musical: necesitan $45.000 dólares para grabar el primer disco. El dinero es para gastos de estudio, ingenieros y productores, además de transporte y pago a los músicos.

Para lograr este objetivo, estos artistas están realizando un gran esfuerzo de recaudación de fondos por medio de Kickstarter, una organización que administra esta clase de proyectos.

Toda persona que realice una donación recibirá el álbum de Tumbao 21. Sin embargo, la fecha límite vence el 12 de noviembre.

“No tenemos un plan alternativo, si no reunimos ese dinero para el 12 de noviembre tendremos que pensar en algo diferente”, afirma Tony Manjarrez. “Estamos convencidos de que este es un proyecto que mucha gente espera y disfrutará”.

Los interesados en colaborar para convertir este proyecto en una realidad, pueden visitar la página internet de la banda, y hacer un click en Kickstarter.

También, pueden visitar la página de Tumbao21 en Facebook, www.facebook.com/tumbao21

Post a Comment

You must be logged in to post a comment.