Estudio: Inmigrantes prefieren seguridad laboral antes que ciudadanía

Imagen del presidente Obama
y del vice-presidente Joe Biden,
en la Casa Blanca el 12-12-13.
(Foto de Pete Souza, La Casa Blanca)

Un nuevo estudio difundido el 19 de diciembre por el Pew Hispanic Center dice que más inmigrantes prefieren tener permiso laboral que obtener la ciudadanía. El estudio, “On immigration policy, deportation relief seen as more important than citizenship”, incluye encuestas con inmigrantes latinos y asiáticos.

El 55 por ciento de los latinos y el 49 por ciento de los asiáticos entrevistados dijeron que para los inmigrantes indocumentados es más valioso contar con garantías de que no serán deportados antes que pensar en la ciudadanía.

De acuerdo con el mismo documento, ambas comunidades representan las dos terceras partes de los 28 millones de inmigrantes con residencia legal en el pais. Los latinos constituyen el 75 por ciento de los casi 12 millones de indocumentados —cifras estimadas por el Pew Hispanic Center.

Debido a estas conclusiones, los autores del estudio —Mark Hugo López, Paul Taylor, Cary Frank y Ana González-Barrera— consideran que podrían mejorar las posibilidades de que la Cámara de Diputados apruebe una propuesta de ley de reforma migratoria, bloqueada hasta ahora por la mayoría Republicana.Opuestos a la ciudadanía

Los diputados conservadores se oponen abiertamente a aprobar una propuesta que permita obtener la ciudadanía, incluso a largo plazo, a quienes ahora son indocumentados. Dicen que esto significaría premiar a quienes cometieron el delito de entrar y permanecer en el país sin la correspondiente autorización.

La propuesta ya aprobada por el Senado contempla un periodo de espera de 13 años para que un indocumentado pueda solicitar la ciudadanía —si es que lo desea, no es obligatorio. La idea de poder obtener la ciudadanía es apoyada por activistas y organizaciones pro-derechos de los inmigrantes. Según el estudio del Pew Hispanic Center, el 89 por ciento de los latinos y el 72 por ciento de los asiáticos aprueban esta idea.

Pero el rechazo a otorgarle la posibilidad de convertirse en ciudadanos a los indocumentados va más allá de un “castigo” por haber entrado ilegalmente al país. En ese caso, dicen los Republicanos, se trataría de una amnistía.

Es que si bien esta es la excusa que esgrimen los conservadores, la realidad podría ser más práctica: siendo la mayoría de los indocumentados de origen latino, y sabiendo que éstos votan mayoritariamente a favor del Partido Demócrata, los Republicanos no quieren favorecer a sus rivales electorales.

Además, y de acuerdo a algunos activistas, los conservadores no quieren que siga aumentando la población de color en Estados Unidos. Impidiendo que muchos de ellos obtengan la ciudadanía, se reduce la posibilidad de la llegada de familiares directos.

 

¿A quién culpan del fracaso de la reforma migratoria?

Lo que llama la atención entre los resultados del estudio, es que si bien el 43 por ciento de los latinos y el 48 por ciento de los asiáticos responsabiliza a los Republicanos por el estancamiento del debate migratorio, un alto porcentaje de ambas comunidades responsabiliza a los Demócratas y en particular al presidente Obama: 34 y 29 por ciento, respectivamente.

Esta conclusión aporta un margen de duda sobre el posible apoyo irrestricto de los latinos al Partido Demócrata, después de que el 70 por ciento de los latinos votara por el presidente Obama en 2012, cuando también los asiáticos dieron mayoritariamente su apoyo a los Demócratas.

Durante su campaña de reelección de 2012, Obama aseguró a buscaría la prometida reforma migratoria.

El Pew Hispanic Center realiza estudios en base a datos demográficos existentes —como los proveídos por el Bureau del Censo— o gracias a sus propias encuestas.

De esta manera, afirma que el 51 por ciento de los 35 millones de latinos que viven en Estados Unidos son inmigrantes. También lo son el 74 por ciento de los 12 millones de asiáticos.

Ambas comunidades crecen rápidamente y estos números cobran mayor importancia durante el tiempo de elecciones.

Pero no todos los inmigrantes se interesan por ser ciudadanos. Según un estudio anterior, el Pew Hispanic Center asegura que solo el 44 por ciento de los inmigrantes latinos con documentos ha obtenido la ciudadanía.

Naturalmente, el 69 por ciento de latinos y el 44 por ciento de asiáticos dice que una reforma migratoria es importante para ellos.

Recordemos que actualmente la Administración Obama está realizando deportaciones masivas a un ritmo histórico —400.000 por año— por lo que no sorprende que el 59 por ciento de los latinos y el 46 por ciento de los asiáticos afirma estar preocupado por estas acciones represivas.

Otro dato que llama la atención en el estudio es que el 67 por ciento de los latinos y el 72 por ciento de los asiáticos afirman no estar bien informados sobre la propuesta de reforma migratoria en el Congreso. Estas son cifras muy altas y sin dudas exponen las deficiencias de los medios de comunicación, especialmente aquellos en los idiomas de estas comunidades.

 

Otros datos

El estudio también aportó información sobre las opiniones de inmigrantes hispanos y asiáticos en otros rubros. Por ejemplo:

Si los indocumentados lograran la residencia, ayudaría esto a la economía del país? Si: 76 por ciento latinos y 59 por ciento de asiáticos.

Esta decisión, mejoraría la vida de los indocumentados?

Si: 87 por ciento de latinos y 75 por ciento de los asiáticos.

Implicaría que llegarían más indocumentados:

Si: 51 por ciento de latinos y 61 por ciento de los asiáticos.

Significaría “premiar” una conducta delictiva.

Si: 53 por ciento de los latinos encuestados y el 48 por ciento de los asiáticos.

Leave a Reply