Skip to content

La increíble historia de Bárbara Padilla

Bárbara Padilla
(Foto de cortesía)

Bárbara Padilla tenía apenas un poco más de 20 años cuando viajó de su natal Guadalajara, México, a Houston, Texas. No era un viaje de diversión. Necesitaba tratamiento para un cáncer que, debido a lo avanzado, los médicos decidieron usar radiación en lugar de un transplante de médula.

El costo de salvar su vida, le explicaron los médicos, sería perder su voz. Pero su hermosa y poderosa voz de soprano no fue dañada. Y durante este difícil período de su vida, Padilla recibió una buena noticia: la escuela de música Moores, de la Universidad de Houston, le otorgó una beca completa para finalizar sus estudios de música, iniciados en su ciudad natal.

Irónicamente, siendo una niña, Padilla soñaba con estudiar medicina o biología. Sin embargo, la influencia de su madre en su formación musical sería crucial. “Mi mamá era una fanática de la ópera, tenía muchos discos y siempre los ponía”, dijo Padilla durante una entrevista telefónica. “Esta música está conectada con la etapa más feliz de mi vida”.

Ella decidió entonces estudiar en la Universidad de Guadalajara para convertirse en maestra de música. “Al principio me costaba entender que puedes estudiar esto… Para mí era un hobby, algo que haces por placer”.

La joven Padilla fue expuesta a otras disciplinas artísticas por parte de su madre, como por ejemplo ballet y pintura. “Mamá nos hacía tomar muchas clases de arte, sabía que a mí eso me gustaba!”

Padilla recibió su maestría en Houston mientras luchaba por su salud. Después del proceso de radiación, el cáncer volvió. Y una vez más, Padilla superó el obstáculo, esta vez gracias a un transplante de médula. Ella asegura que pudo superar esta complicada etapa de su vida gracias al apoyo de amigos y familiares.

Se transformó en maestra de voz (o canto), esposa y, más tarde, en mamá.

Sin embargo, lo mejor de Padilla estaba aún por venir. Recibiría una inusual oportunidad cuando decidió participar en el programa/concurso de televisión “America Got Talent” en su cuarta edición (2009). Terminó en el segundo puesto, recibiendo votos de miles de espectadores impresionados por su voz, encanto y la belleza de sus canciones.

Este programa fue el trampolín que Padilla necesitaba para hacerse conocer. Pero también la enfrentó con otro desafío: modificar un poco el estilo musical. Bienvenidos entonces a “popopera”, abreviación de pop más opera, un género musical producto de mezclas o fusiones surgidas en los últimos años y las demandas del mercado.

Mientras la ópera consiste en una pieza musical completa, que puede durar un par de horas, popopera es una versión mucho más breve —dura casi lo mismo que cualquier otra canción popular— y orientada a una audiencia más amplia.

Aquí Padilla se muestra en su ambiente natural gracias a su buena selección musical, su impresionante voz y su angélica presencia en el escenario que cautiva a la audiencia.

“Este género musical me fascina, es una experiencia diferente mientras me mantengo en contacto con la ópera”, explica una emocionada Padilla. “Una de las cosas más difícil es seleccionar los temas!”

Después de presentaciones en México y Estados Unidos, Padilla empezó a trabajar en su primer álbum.

Este proceso comprende paciencia y tiempo durante el cual los productores, arreglistas y músicos trabajan juntos.

“Tuve que escuchar miles de canciones!”, exclama Padilla. “Fue un largo proceso. Grabamos tres temas en Los Angeles y después nos trasladamos a Londres, donde grabamos en el mítico estudio Abbey Road, con la Orquesta Sinfónica de Londres las otra siete canciones!”.

El resultado es el álbum “Bárbara Padilla” que sale a la venta el 27 de mayo y que incluye el popular tema sudamericano Alfonsina y el mar (de Ariel Ramírez y Félix Luna); y los clásicos Intermezzo de Cavalleria Rusticana (de Pietro Mascagni), y A Time for Us, el tema de amor del filme “Romeo y Julieta” (de Nino Rota); y mucho más.

Actualmente Padilla se encuentra dedicada a promover su CD. Pero es consiente que como artista latina ella puede influir en que más jóvenes hispanos se dediquen a la música. También participa en actividades de recaudación de fondos y de educación preventiva del cáncer.

“Siento que debo dar a la comunidad parte de todo lo que he recibido”, concluye modestamente Padilla.

 

VIDEO: Ver video de Bárbara Padilla cantando en “America Got Talent”

 

Post a Comment

You must be logged in to post a comment.