Pintores embellecen columnas de puentes en ciudad argentina

Para millones de conductores de ciudades como Los Angeles, que dedican horas diarias para ir y regresar al trabajo, el viaje es tedioso, agotador. El lento avance de miles de carros, bloqueados en salidas, entradas o conexiones entre carreteras y calles crea ansiedad y estrés.
El paisaje de estos caminos no colabora para hacer el viaje más ameno o menos tenso: murallones grises, carteles de publicidad, basura y contaminación.
Qué podría ayudar a que este viaje sea un poco más agradable? Sin dudas, un poco de color y formas agradables!
Y esto es precisamente lo que un grupo de artistas de la ciudad de Resistencia, estado del Chaco, al norte de Argentina, decidió hacer.

El proyecto consistió en pintar 36 columnas de 5 pies (1.5 metros) de diámetro por 16.5 pies (5 metros) de alto del viaducto de entrada a la ciudad de Resistencia.
“El proyecto surge después que Milo Lockett pintó los muros laterales de ese viaducto”, explica Carlos Enrique ‘Remo’ Chiapello, pintor y escultor local. “Queríamos que haya armonía con esos murales”.

Remo Chiapello en acción.
El ayuntamiento de Resistencia expresó apoyo, pero no disponía de fondos y prometió ayuda en el futuro.
Sin embargo, Remo no se quedó esperando.
“Decidimos empezar el 1 de febrero del 2017. Me acompañaron Miriam Acosta y su esposo Nico Filipponi… La sensación térmica era entonces de 47° grados (116° Fahrenheit)!”, afirma Remo. “Lo primero fue limpiar las columnas, algunas de ellas tenían una gruesa capa de pintura y carteles políticos”.
El calor no los detuvo y poco a poco otros artistas se fueron incorporando al proyecto. Y algunos amigos se acercaban a saludar y hasta acompañar con mate (un popular té sudamericano) o refrescos.
A medida que el proyecto avanzaba, que más columnas exhibían su nueva imagen, coloridas y estéticamente atractivas, los comentarios positivos y el apoyo crecían.
Las autoridades de la ciudad por fin se hicieron presentes. Pero Remo aclara que no recibieron dinero del gobierno y que nunca lo pidieron.
“Los artistas trabajaron gratis”, dice con evidente orgullo. “Los materiales los compraron vecinos y la Fundación Resistencianos, y el municipio ayudó con la nivelación del terreno”.
La dedicación a embellecer áreas públicas no se terminó aquí. Apenas concluido el proyecto de pintar las 36 columnas, Remo y su equipo emprendió otro trabajo original: pintar paradas de autobuses y columnas de alumbrado de una popular avenida de la ciudad.
Este proyecto de embellecimiento liderado por Remo puede considerarse parte de un ambiente y espíritu artístico predominante en Resistencia, conocida como “La ciudad de las esculturas” y que organiza, precisamente, una bienal de esculturas con la participación de artistas locales e internacionales. El “parque de las esculturas” es uno de los lugares favoritos de los turistas y la ciudad cuenta además con museos, centros de arte y un rico movimiento cultural.
Pero Remo y sus amigos no tienen planes de descansar. “Nos invitaron a implementar un proyecto similar en el estado de San Luis y también en la República de Paraguay”!, concluye entusiasmado.
Y porqué no en Los Angeles? Decenas de estudiantes de arte de la zona podrían colaborar. Y miles de agotados y frustrados viajeros quedarían agradecidos!

Leave a Reply