Dos latinas, editoras de histórica publicación progresista en Fresno

Elsa Mejía
(Foto: Eduardo Stanley)

No es fácil ser progresista en el Valle Central de California, donde los intereses agrícolas, conservadores, dominan casi todos los aspectos de la vida política y social.

La desigualdad económica y la pobreza extrema acechan a los miles de trabajadores agrícolas, mientras en muchas de las ciudades los concejales se preocupan más por pasar resoluciones imponiendo el motto “Confiamos en Dios” (“In God We Trust”)  

En este contexto, llama la atención que desde hace dos décadas exista una publicación mensual en inglés, con una sección en español, dedicada a la información y análisis políticos desde un punto de vista progresista —término que en general significa “de izquierda” aunque no quiere decir ni comunista ni marxista. 

Community Alliance (https://fresnoalliance.com) nació en septiembre de 1996 en Fresno, California. Fue un proyecto de la sección Frank Little del Partido del Trabajo, de Fresno, materializado por John Veen, Pam Whalen, Mike Rhodes y Del Berg. John Veen fue el primer editor, reemplazado un año después por Mike Rhodes quien estuvo al frente de la publicación durante casi dos décadas, hasta que se jubiló en 2014.  

“Community Alliance es una de las pocas —o quizá la única— fuente noticiosa alternativa en el Valle Central de California que destaca temas y comunidades que pasan desapercibidas, ignoradas o despreciadas para los medios dominantes”, dice Linda Kobashigawa, miembro de la Mesa Directiva de la publicación. “Que se publique desde hace 22 años es una señal de la persistencia de la prensa alternativa”.

Camille Russell, integrante de la mesa directiva del periódico desde hace cinco años, coincide. “Es una publicación única, somos la voz de la gente que no se escucha en los medios corporativos”, asegura Russell, de reconocida participación en el movimiento pacifista de Fresno. “Aunque estamos limitados en recursos, el equipo hace un gran trabajo periodístico y la distribuimos gratis incluso en eventos, demonstraciones y marchas”.

En abril de este año, Community Alliance nombró editora general por primera vez a una latina, Elsa Mejía, periodista de 29 años radicada en Madera, al norte de Fresno. 

“Desde pequeña me gustaba el periodismo porque siento que informo a mi comunidad y que cuento sus historias”, dice Mejía, nacida en Fresno de padres oaxaqueños. “Por eso empecé a escribir y a colaborar en los periódicos estudiantiles”.

Ella se graduó del Departamento de Periodismo y Comunicaciones de la Universidad Estatal de California, Fresno.

Mejía dice sentirse orgullosa de su nombramiento pero reconoce el desafio que significa indentificarse como “progresista” en una región conservadora y con poca particiación política, particularmente entre latinos.

“Los latinos no tenemos muy buen nivel de participación política. Soy parte de Madera Votes, una organización que promueve el voto. Veo mucha apatía, simplemente no les interesa la actividad polica local”, asegura Mejía. “Sin embargo, hay madres de familia que no pueden votar pero motivan a sus hijos a que participen. Las mamás cumplen un rol muy importante en este proceso. Y los hijos deberían interesarse porque en algún momento nosotros estaremos dirigiendo a las futuras generaciones”.

Para Russell, la llegada de Mejía a la dirección del periódico es un paso positivo. “Ella esta manteniendo la dirección, la misión de Community Alliance, y a su vez está madurando rápidamente”, afirma esta integrante de la mesa directiva de la publicación.

“Mejía aporta un buen balance de experiencia en periodismo y habilidades en el uso de las redes sociales y medios digitales, de acuerdo a los intereses y preferencias de nuestra creciente audiencia”, asegura Linda Kobashigawa.

En abril de 2011, Community Alliance comenzó una sección en español que fue creciendo en páginas e importancia. En septiembre 2017, Lourdes Oliva fue nombrada editora de esta sección.

Lourdes Oliva
(Foto: Eduardo Stanley)

“Leyendo Community Alliance aprendí cosas del Valle que no conocía. Cuando regresé de un viaje noté que ya no salía la sección en español y pregunté porqué, me contestaron que no tenían editor en español”, dice Lourdes Oliva, de 44 años, quien desarrolló su carrera periodística en Radio Bilingue. “Me ofrecí para encargarme de esa sección y me aceptaron, así fue como esa sección reapareció”!

Oliva llegó a Los Angeles desde su Guatemala natal a los 3 años. A los 14 llegó a Reedley, al sur de Fresno, junto a su familia. “No fue fácil pasar de una ciudad grande a una pequeña, rural, muy conservadora”, recuerda. “Hablaba más inglés, mi español era muy limitado”.

Como muchos adolescentes de zonas rurales y pobres, Oliva estuvo a punto de dejar la escuela preparatoria después de tener a su único hijo, pero dos consejeras la ayudaron a completar su educación y a iniciar su carrera radial. Finalmente completó sus estudios en comunicación y periodismo en el Colegio Comunitario de Reedley.

“Quiero que la sección en español de Community Alliance informe a la gente, veo que la gente la lee con interés”, comenta Oliva. “Este es un periódico independiente! Me gustaría crear círculos literarios, de poesía. Hay muchas posibilidades!”

Curiosamente, Community Alliance inició la sección en español cuando decenas de semanarios en ese idioma cerraban sus puertas debido a la crisis económica que sacudió a la industria periodística tradicional.

“Casi no hay periodicos en español en el Valle, como antes”, dice Oliva. “A veces se dice que nuestra gente no lee, pero el problema es que no hay nada para leer! La gente valora cuando tiene algo para leer”.

La presencia de dos periodistas latinas a cargo de Community Alliance, la histórica publicación progresista de Fresno, refleja los cambios demográficos e ideológicos de la región, además de una mayor participación politica de las mujeres y una reacción a las consecuencias de las elecciones de 2016 —la pérdida de derechos, oportunidades y libertades de los sectores menos favorecidos de la comunidad.

Las expectativas son grandes, los tiempos políticos difíciles, sin embargo Mejía y Oliva miran de frente y con firmeza y confianza el futuro.

Leave a Reply